el hombre que amaba las islas

Este año, en el curso semestral de libro ilustrado de Billar de letras nos ofrecieron hacer cinco ilustraciones a dos tintas de El hombre que amaba las islas, de D.H. Lawrence. La editorial Traspiés iba a seleccionar una de las propuestas para editarla y finalmente la ganadora ha sido Begoña Fumero (que hace unas cosas preciosas, por cierto).

Pero me apetecía enseñaros mi propuesta también. Me ha costado, tanto por la narrativa que tiene este cuento, como por cómo va desgranado los personajes (y cómo desde la ilustración los tienes que ir construyendo) y por el carácter del protagonista. Pero a la vez he disfrutado recreándome en una estética británica de principios del siglo XX con las múltiples lecturas (incluyendo la influencia del espiritismo y ciencias ocultas de esa época que he intentado reflejar en las ilustraciones),  y sobre todo aprendiendo. Aquí os las dejo. La técnica es manual, tinta china y tinta china aguada (lavis), y el color añadido digitalmente.

“Una isla, si es bastante grande, no es mejor que tierra firme. Ha de ser realmente muy pequeña para que dé la sensación de isla (…). La isla adquirida por nuestro potencial isleño no se encontraba en los remotos océanos (…) pero tenía una buena y sólida casa, bastante sombría, que se alzaba por encima del embarcadero, y más allá, una pequeña granja con cobertizos y unos pocos campos distantes. Abajo, en la pequeña ensenada donde estaba el embarcadero, había tres casitas en hilera, como viviendas de guardacostas, todas pulidas y enjabelgadas. ¿Puede haber algo más acogedor y hogareño?” (La primera isla)

“Llegó el tiempo de la recolección, y la cosecha fue magnífica. Tenían que celebrar el fin de la cosecha con una cena. Ahora el largo granero estaba restaurado por completo, y lo habían ampliado. el carpintero había construido unas mesas alargadas. Colgaron faroles de las vigas del alto techo. Todos los habitantes de la isla se reunieron”. (La primera isla)

“A la mañana siguiente, un mozo de labranza se presentó para informar de que una vaca se había despeñado por el acantilado. (…) Fueron precisos varios hombres para alzarla (…)”. (La primera isla)

“En las noches oscuras el patrón podía ver las luces en la que había sido su isla, donde la compañía hotelera agasajaba a invitados(…). -Esta mañana he encontrado la saxífraga dorada (…). Ella le miró con fascinación en sus ojos castaños, en los que había un dolor sordo que a él le asustaba un poco. -¿La ha encontrado, señor? ¿es una flor bonita? (…) Fue una especie de compasión hacia ella lo que le hizo convertirse en su amante”. (La segunda isla)

“¡Los elementos! ¡Los elementos! No puedes vencer a los elementos. (…) Mientras miraba, el cielo se oscureció y se enfrió de una manera misteriosa. desde lejos llegó el murmullo del trueno insatisfecho, y supo que era la señal de la nieve que caía sobre el mar. Se dio la vuelta y notó su hálito en él”. (La tercera isla)

 

regalando los sentidos

Aquí sigo dando la turra con las Navidades (a falta de turrón). Y vengo a recordar, cual Pepito Grillo, que compréis local, que compréis slow y que compréis poco. Pero que sea bueno y hecho con amor. Que regaléis diseño, música, literatura e ilustración de la buena.

Así que os propongo algunas ideas que igual os encantan como a mí. Hay cientos de proyectos que me gustan, pero comparto estos porque conozco de primera mano a las personas que están detrás de cada uno, y todo lo que trabajan en ellos. Que eso no está pagado con dinero…

Con algunas comparto la vida y con otras he compartido una madalena en un desayuno improvisado y la forma de ver la vida. Otras son maestras, mentoras y amigas, y con otras he trabajado codo con codo aún sin conocernos (y luego nos hemos conocido). Con otras he hecho teatro (que es como vivir muchas vidas), o he viajado hasta el infinito y más allá.

Un consejo de última hora: como todos son empresas slow, artistas o artesanos con corazón, os recomiendo que hagáis los pedidos con tiempo (o sea que ya estáis tardando!!!), que el departamento de envío suele coincidir con el de atención al cliente, el creativo, el de producción y el de redes sociales y felicitaciones navideñas. Y muchas veces todos en una misma persona…

Lo dicho, a disfrutar de los sentidos!!!

MÚSICA: si eres moderno de folk no te puedes perder a HEXACORDE y especialmente su último disco BISIESTOS (te lo mandan a casa). Si eres más de jazz, te recomiendo a  IVÁN SANGÜESA y su disco VERDAD AMARGA. Si prefieres el spoken words (eso qué es lo que es???? luego me van a caer collejas, lo estoy viendo venir), ya no vas a poder vivir sin HUGO MAS . Y si lo que te gusta es el despiporre rockero, sin duda alguna LOS CHICOS y su último ROCKPILE OF SHIT  (por cierto, que sus conciertos te quitan años de encima, garantizado. Y también te provocan daños en las cervicales, también garantizado).

bisiestos

ivan-sanguesa-2

hugomas

los-chicos

LIBROS: para madres (y padres) de criaturitas, que han visto cómo su persona propia se ha ido diluyendo a base de falta de sueño, sin duda LA MADRE QUE NOS PARÍO, de LA QUILES. Para pequeños, a partir de 4 y válido también para padres (muuuuuy valido) LA BRUJA POCHA, ilustrado también por CRISTINA QUILES y escrito por José Carlos Andrés. Para no tan pequeños (a partir de 9 ó 10 años), ANDREA Y LOS MASTICADORES, de EDUARDO MARTÍNEZ-ABARCA (mi hija lo ha devorado, literariamente). Y para los amantes de las cosas bonitas y la decoración con alma, EL LIBRO DE LAS CASAS BELLAS, de KIREEI.la-madre-que-nos-pario

LA BRUJA_POCHA_CUBIERTA.indd

andrea  el ibro de las casas bellasROPA: os recomiendo LA CASITA DE WENDY, y especialmente su sección de CLASSICS, con prendas que han gustado y siguen gustando, y duran y duran a un precio genial. Algodón bio, lana y fabricación local. También PERFECT DAYS, ropa para mujeres y peques, también en algodón bio, lana y fabricación local. Y… por supuesto las camisetas de algodón bio y de comercio ético y cojines serigrafiados y pintados a mano de aQ ento (que no está la cuenta corriente de una para muchas modestias).

wendy

 

 

perfectdays

pajarito_sin_cola_nina_blanco

ILUSTRACIÓN:por si alguien no los conoce, a IVÁN SOLBES y sus serigrafías, a VIRETA con sus ilustraciones personalizadas y sus complementos ilustrados, otra vez La Quiles y OLGA RECIO y sus increíbles retratos. Ojo, que son ejemplos de lo que hacen pero hacen muchas más cosas.

ivan-solbes

 

 

vireta

img_20160316_172039

Si no los conocías, espero que te hayan gustado. A mí me ha encantado compartirlo!!

Felices días!!

 

el tiempo y el miedo

Hace ya unos meses que Eduardo Martínez-Abarca me propuso ilustrar un texto suyo. Un texto precioso (y lo digo yo), de esos que podrían catalogarse como literatura infantil pero que tiene su aquel para adultos, breve, poético y con meollo. Como él mismo lo define “Podría ser un cuento… en plan para niños y para mayores… con ilustraciones evocadoras…sencillas pero con energía… el cuento podría no ser el clásico de aventuras sino que narre algo…el paso del tiempo… ¡un árbol! un árbol ve pasar el tiempo y los siglos y eso…”

Para las ilustraciones he combinado varias técnicas manuales: lápices, tinta china, pintura acrílica, paper cut (lo que viene siendo recortar pero dicho en fino), teñido de telas  y collage. Gracias a un verano de trabajo intensivo ya está todo terminado (a falta de decidir la portada definitiva). Ahora sólo nos falta enamorar a esa editorial que nos cuide y nos quiera con locura…♥♥♥

Os dejo aquí algunas fotos del proceso. Algunas las he ido colgando en Instagram (donde me podéis seguir @aqento) y otras en Facebook (donde también me podéis seguir AQ-ento).

¡Espero que os guste! ¡Y que en breve os podamos dar un notición!

sketch4-copiaboceteando

pruebas-de-arpilleraspruebas de color para las arpilleras

personajes-y-texturasalgunos de los personajes

arboles-y-texturasrecortando el tiempo que pasa

arboles-en-bndetalles

fondos       fondos terminados

rotulando

rotular viene de rotulador, o al revés