hilando grueso

( sobre el proceso tradicional del textil de cáñamo)

cáñamo textil 7Arrancar las plantas de cáñamo de raíz, juntarlas en mañas y después en haces, dejar secar al sol, sacudir para separar la grana, sumergir en agua durante 30 días, dejar secar de nuevo, aplastar  con una gramadora (mazo de madera alargado), golpear con un espadador de madera para separar las fibras gruesas (destinadas a trabajos más toscos) de las finas, preparar manojos, peinar con una especie de rastrillo de púas, hilar con la rueca y el huso, hacer ovillos, devanar en madejas, blanquear y suavizar (cubriendo con una pasta de agua y ceniza durante dos días y metiendo en un horno de leña recién apagado pero caliente durante otros dos), lavar, secar, preparar de nuevo los ovillos y llevar a tejer. Tareas que la otra tarde recordaban en clase dos de mis alumnas. Tareas que se iban haciendo “a ratos perdidos” o durante los inviernos de hace no más de tres cuartos de siglo para obtener textil de cáñamo artesanal con el que confeccionar camisas, sábanas, mantas y alforjas. Y sacos y sogas con el cáñamo sin blanquear. Todo para uso propio. Así, como si nada.

cálamo textil 2De izquierda a derecha: manojo, madeja ovillos, paño tejido.

cáñamo textil 3 Izquierda: ovillo recién sacado del huso; derecha: ovillo tras el proceso del blanqueado; debajo: paño de cáñamo textil, con unas dimensiones fijas de 80 cm de ancho. 

Informantes: P. Calleja, E. de Frutos. Mayo de 2014

Posted in diy

Deja un comentario