anatomía de una camiseta (II): de la idea a la tela

ANATOMÍA-DE-UNA-CAMISETA-copia1Aquí la segunda parte de anatomía de una camiseta (por si os lo habíais perdido, la primera entrega trataba cómo sentimos desde aQ ento la inspiración).

Este post es algo más técnico y os quiero explicar todo el proceso, desde que tenemos el diseño hasta que lo serigrafiamos y pintamos en la camiseta, todo a mano. Tareita.

El primer paso es hacer convertir nuestros diseños en fotolitos para la serigrafía. Se trata de unos positivos que nos sirven para transferir nuestro dibujo a la pantalla de serigrafía mediante un proceso de insolación. Nosotros utilizamos papel vegetal (también se puede usar acetato) en el que dibujamos con tinta opaca (rotuladores indelebles o tinta china). Por cada color que queramos hacer con serigrafía tenderemos que utilizar un fotolito distinto.

fotolitos

Una vez que tenemos todos lo fotolitos preparados, tenemos que preparar las pantallas de serigrafía: por cada color de cada diseño, una pantalla. Esto requiere de más insfraestructura de la que habíamos previsto inicialmente, así que hasta terminemos de montar totalmente esa parte del taller (que no vemos el momento) hemos decidido alquilar puntualmente el espacio de Hola Por Qué, que además de dar unos cursos muy completitos y recomendables de serigrafía (con ellos aprendí) son muy majos.

Aquí toca emulsionar las pantallas con un producto fotosensible en un cuarto oscuro (con la ayuda de una raedera y muuuucha mano, es una de las fases más difíciles), secarlas, insolarlas el tiempo justo en una mesa de luz actínica y revelarlas con agua. Es emocionante, de verdad, ver cómo va apareciendo poco a poco el dibujo en la pantalla.

preparación pantallasinsolación de pantalla

 

 

 

 

 

 

 

 

Con todas las pantallas preparadas nos volvemos a nuestro taller, más contentos que unas castañuelas. Como veis cada en cada pantalla metemos dos diseños (por optimizar y esas cosas), así que lo primero  es sellar cuidadosamente con cinta adhesiva todo lo que no queremos utilizar, sin olvidarnos de los bordes de la pantalla.

sellado de pantalla

¡Empieza la juerga! O lo que es lo mismo, la serigrafía. Una vez que hemos colocado la pantalla en el pulpo (que así se llama el trasto que veis), con cuidadín para que todo cuadre muy bien, echamos un poco de tinta al agua en un lado de la pantalla y con la rasqueta, de una sola pasada, hacemos ziiiiiiiiiiiis, y llevamos la tinta hasta la otra punta. Ahora la pantalla está cargada. Aplicamos un poco de adhesivo eco a la tabla, ponemos una camiseta, bajamos la pantalla y con la rasqueta de nuevo, también de una sola pasada, hacemos zaaaaaaaaas, cubriendo el dibujo con la tinta. Levantamos… et voilà! El dibujo está en la camiseta (o en el papel, o en la madera…)

serigrafía manual

Generalmente en aQ ento serigrafiamos en uno o dos colores, y el resto lo pintamos a mano. Nos gusta hacerlo así. Aquí, por ejemplo, hemos serigrafiado en negro y después con pincel hemos añadido cuatro colores (rojo, topo, azul y gris).

pincelIMG_20160202_171057

 

 

 

 

 

 

 

Si quieres, puedes ver algún detalle más del proceso aquí y aquí. ¡Nos vemos en la siguiente entrega!

 

Deja un comentario